Blog

16Nov, 17

Quién más, quién menos, todas las empresas certificadas en las normas ISO de gestión de la calidad se están adaptando a los nuevos requisitos de ambas normas, ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015. O al menos están informadas de que deben hacerlo antes de septiembre 2018, que es cuando caducan los actuales certificados.

Principales cambios en ISO 9001:2015

Los cambios que incluyen ambas normas han sido ampliamente comentados en foros, chats y redes sociales. En concreto y de forma muy resumida, los cambios en la norma ISO 9001:2015 https://www.iso.org/standard/62085.html son:

Cambio de estructura de los puntos de la norma ISO 9001:2015. A partir de ahora serán más fácilmente integrables ya que todas dispondrán de la misma estructura, llamada de Alto Nivel.

Se exige la realización de un análisis del contexto de la organización, para determinar la influencia del entorno en la consecución de objetivos.

Gestión de riesgos y oportunidades, dándonos la oportunidad de tratar los riesgos anticipándonos a sus probables consecuencias negativas.

 

El aspecto anterior del tratamiento de riesgos hace desaparecer la herramienta de las Acciones Preventivas.

Identificación y análisis de partes interesadas: que incluye en sentido amplio a clientes, accionistas, empresas colaboradoras, proveedores fundamentales, personal propio de la organización…

Enfoque basado en procesos. Ahora sí, pasa a ser un requisito explícito, por lo que debemos definir y documentar los procesos para que la organización sea tan eficaz como los procesos que definen su actividad.

Aplicación más sencilla en empresas de servicios

Cambios en documentación

Cambio de nomenclatura cambiando los términos Documento y Registro por Información documentada.

Desaparece el requisito de tener un Manual de Calidad, que ya no es obligatorio aunque se puede mantener.

Novedades en ISO 9001:2015 cuanto a responsabilidades y competencias

Desaparece el concepto de Responsable de Calidad tal y como lo conocíamos hasta ahora. En este punto, la Norma ISO 9001:2015 busca que sus responsabilidades pasen a ser de la Alta Dirección. Es decir, trata de dar más peso e importancia en la organización a la gestión de la calidad. Así, pasa el testigo del liderazgo del sistema de calidad a la Dirección de la empresa, que puede articular esta responsabilidad a través de un colectivo a nivel de Dirección como p.e. un Comité de Gestión, con capacidad para la toma de decisiones en cuanto a la estrategia de las organizaciones.

Se introduce el concepto de gestión del conocimiento como un recurso. De esta manera se incluye la necesidad de establecer métodos de gestión del conocimiento existente en las personas que forman la empresa.

Además se debe identificar las competencias necesarias del personal. Se hace necesario evidenciar en cada puesto que las personas que los ocupan tienen las capacidades necesarias.

Hasta aquí, las claves fundamentales que resumen los cambios de la Norma ISO 9001:2015. Si requieren asistencia durante la implantación del cambio, pueden contactar con nosotros en grupo2a@grupodosa.com

Sin comentarios

Sin comentarios.

Deja una respuesta

Debe registrase para escribir comentarios.